Ver noticia


 El puente de Las Rebolledas es el último "escollo" para que la Ronda Interior de la ciudad quede concluida.

15 meses. Este es el plazo de ejecución del vial y el puente que unirá la prolongación del Bulevar con la avenida Valentín Niño y que cerrará la Ronda Interior de la ciudad, un total de 750 metros y una inversión de 4,2 millones de euros que posibilitarán la permeabilidad de un tráfico estimado en unos 10.000 vehículos diarios.

Esta mañana Javier Lacalle presentaba el proyecto acompañado por el concejal de Fomento, Jorge Berzosa, Daniel de la Rosa, Antonio Fernández Santos y Vicente Marañón. Y es que este proyecto ha sido posible gracias al acuerdo de todos los grupos municipales y en especial del PSOE, que fue el impulsor de este proyecto.

Los trabajos para la ejecución de este trayecto y sobre todo del puente sobre el río Arlanzón comenzaron en febrero, cuando se procedió al desvío y soterramiento de las líneas electricas y de servicios. Una vez ejecutada esta actuación, el proyecto permitirá la unión del Bulevar en la zona del Hospital del Rey con la Avenida Valentín Niño mediante un puente que sustituirá al de las Rebolledas con cuatro carriles.

El proyecto se sacará a concurso en unos 15 días, para que las obras comiencen a principios de 2018. Se estima que estarán concluidas en un plazo de unos 15 meses, por lo que en el primer trimestre de 2019, estén ejecutadas.

La solución planteada, es una nueva, diferente a la que defendían los distintos grupos políticos. El diseño que en un principio idearon los suizos Herzog y De Meurón superaba los veinte millones de euros mientras que la solución más sencilla suponía una inversión de casi un millón de euros para acondicionar el actual puente. Esta es una solución intermedia que contará con una inversión de 4,2 millones de euros a la espera de la baja de las empresas y que plantea un puente a cota "0" con dos carriles por sentido, zonas peatonales y carril bici que conectará los tramos existentes que vienen de las nuevas zonas residenciales de Fuentecillas. El puente no tendrá pilares en el río, irá apoyado en las márgenes del Arlanzón, y tendrá una iluminación led. Jorge Berzosa señalaba que es el primero que se construye en Burgos con estas características. También ha insistido en la sostenibilidad, ya que entre otros materiales, se utilizarán mezclas bituminosas, sobre todo en la zona de las viviendas, que disminuirán considerablemente el ruido de paso de los 10.000 vehículos que se calcula utilizarán esta vía. 

Autor
Publicado en: Burgos
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 martes, 19 de septiembre de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics