Ver noticia


El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado esta mañana uno de los Centros de Recuperación de Animales Silvestres que existen en la Comunidad para comprobar de primera mano la labor que se realiza con los animales salvajes que ingresan. En el año 2016, los centros recibieron un total de 4.589 animales; el 52 % de los que entraron vivos fueron liberados.

En la actualidad, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente –a través de la Fundación Patrimonio Natural- gestiona cinco centros de estas características que desarrollan una labor en la conservación y la fauna silvestre de la Comunidad y que están divididos en: dos Centros de Recepción de Animales Silvestres (CRF), situados en las provincias de Salamanca y Zamora; y tres Centros de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS), en las provincias de Burgos, Segovia, Valladolid. A ello hay que añadir la colaboración a través de un convenio con el Hospital de Fauna de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León para el tratamiento de los ejemplares que lleguen desde esa provincia.

Para el desarrollo del trabajo que se realiza en los centros de recuperación y recepción de fauna es importante la labor de los agentes medioambientales, ya que en gran medida son ellos quienes localizan a los animales con necesidades y los trasladan a los centros para su atención. Asimismo, se complementa la labor con la colaboración de la Guardia Civil-Seprona, Policía Local y Nacional, y los ciudadanos que colaboran en la conservación de estos animales.

Datos de ingresos en el año 2016

Durante el pasado año, la red de centros recibió a un total de 4.589 ejemplares, siendo los de Burgos (1.975) y Valladolid (1.587) los que mayor número de animales acogieron en sus instalaciones.

En cuanto a la clase faunística, las aves, con 3.465 ingresos, el 76 %, representan el mayor tipo de animales ingresados en estos centros, seguidos de los mamíferos, con 910 ejemplares, el 20 %.

La procedencia de los ejemplares ingresados está muy relacionada con las provincias que cuentan con su propio centro de recuperación o recepción de fauna. De esta manera, más del 50 % de los ejemplares ingresados procede de las provincias de Burgos y Valladolid.

Un total de 3.345 ejemplares, el 73 %, han sido recogidos y entregados en los CRAS por personal de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. En cuanto a las especies, el buitre leonado, la cigüeña blanca y el cernícalo vulgar constituyen el mayor número de animales que han ingresado en los CRAS.

Datos de ingresos en el año 2017 en el CRAS de Burgos

El actual Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Burgos, situado en la localidad de Albillos, es el más grande de los existentes en la Comunidad y cuenta con más de 16.300 metros cuadrados dentro de una parcela de 47.000 m2 que permiten, si se considera necesario, ampliar el centro en un futuro. Este CRAS tiene una plantilla de una veterinaria especializada en fauna silvestre y tres cuidadores con experiencia en el manejo de animales silvestres. Las instalaciones permiten atender, simultáneamente, a 100 aves y 25 mamíferos, siendo centro de referencia para las provincias de Burgos, Palencia y Soria. 

Uno de los aspectos más destacados es la zona de voladeros. En total son 17 que van desde los 20 metros hasta los más pequeños de 5 metros. Esta variedad de las instalaciones permite al equipo veterinario organizar la recuperación de las aves en función de sus lesiones. Contar con diferentes tamaños y alturas en los voladeros les permite organizar la fase de rehabilitación en función de la especie y sus necesidades específicas.

Entre los años 1999 y 2016, este CRAS ha recibido un total de 22.686 entradas, de las cuales 4.812 corresponden a ejemplares de visón americano procedentes de las campañas de descaste desarrolladas en esa provincia, con el fin de preservar el área de distribución del visón europeo de la presencia de la especie exótica invasora, siendo el objeto del ingreso el control epidemiológico de dichos ejemplares. 

Hasta el 31 de julio de este año, el centro ha acogido un total de 1.555 entradas, lo que representa un 24,5 % más que el año pasado en la misma fecha -1.174 en 2016-. De los animales que entraron con alguna lesión, se ha liberado al 50,91 %, permaneciendo en fase de recuperación en el CRAS un 30,4 %.

 

Autor
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 lunes, 25 de septiembre de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics