Ver noticia


 Del 1 al 5 de agosto la Vuelta Ciclista a Burgos recorrerá la provincia, casi 800 kilómetros con arte, historia, gastronomía, naturaleza y patrimonio.

La Vuelta a Burgos ultima detalles antes de su salida. Hoy se presentaba ante los alcaldes, aficionados y medios de comunicación, sin sorpresas, porque poco a poco ya se habían desvelado, una de ellas, el diseño de las etapas por parte de profesionales, y una de ellas en especial, Ojo Guareña-Picón Blanco, diseñada por Íñigo Cuesta.

Cesar Rico recordaba que desde hace  dos legislaturas, se ha querido dar la vuelta a la Vuelta y buscar la promoción turística, patrimonial y cultural de Burgos y su provincia, siendo protagonistas en multitud de medios de comunicación.

Todas las salidas tienen un motivo, "tienen su porqué" y se convierte en un referente de desarrollo patrimonial, con diversidad en las cinco etapas diseñadas por especialistas del ciclismo, etapas en las que se puede disfrutar tanto los corredores como los espectadores.

Se busca una vuelta abierta, con posibilidades hasta el último segundo, como ocurrió el pasado año. Rico recordaba también y agradecía el "capital humano", más de 1.400 personas que hacen posible que esta "humilde Vuelta" llegue a buen puerto como los técnicos del IDJ, la Guardia Civil, Club Ciclista Burgalés, Cruz Roja, alcaldes, jurado, ejército  o los voluntarios, sin los que nada de esto sería posible. También agradecía la colaboración de los medios de comunicación que muestran la diversidad de la provincia.

Hasta ahora son 18 los equipos inscritos, 5 de ellos de "champión", como señalaba Cesar Rico.

En cuanto a las etapas, la Vuelta comienza con una clásica, Burgos-Burgos, aunque en esta ocasión sin contrarreloj y con final en el Castillo. La segunda, Oña-Belorado, con dos hitos históricos, el milenario de Oña y los Fueros de Belorado. En la tercera, prima el turismo natural, con salida en Ojo Guareña y llegada inédita al Picón Blanco, una etapa diseñada por Íñigo Cuesta. En la cuarta, se une la gastronomía y la historia, con salida en las Bodegas Nabal, en la Ribera del Duero, y llegada a la joya de la corona de la Diputación, la ciudad romana de Clunia y la quinta etapa, otro clásico, Comunero de Revenga-Lagunas de Neila.

En cuanto lo que pudiera ocurrir, la quinta etapa no tendría por qué ser decisiva, ya que cualquiera de las etapas podría serlo, desde la primera a la última.

 

Autor
Publicado en: Deportes, Burgos
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 lunes, 25 de septiembre de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics