Ver noticia


 En La Quinta están presentes las especies arbóreas de la provincia representadas en los bosques atlánticos, zonas de vegetación y bosques de ribera.

Tras casi cuatro meses de trabajos, el parque de La Quinta vuelve a ofrecer un aspecto mejorado y acondicionado para el uso y disfrute de los burgaleses.

Uno de los pulmones verdes de la ciudad, el Paseo de La Quinta, vuelve a lucir mejoras en su espacio. La remodelación llevada a cabo a lo largo de casi cuatro meses ha devuelto a este parque, en el trayecto comprendido entre la calle Cartuja de Miraflores y el viaducto de la Autovía BU-11, ha permitido el saneamiento de las especies existentes así como la plantación de más de 400 ejemplares, tras la tala de los chopos existentes muchos de ellos, enfermos o viejos, con el consiguiente peligro para los muchos viandantes que pasan por este parque.

Javier Lacalle visitaba esta mejora junto con la concejala de Medio Ambiente, Carolina Blasco, mejora que devuelve la confianza de poder pasear sin problemas y con más confianza por este espacio que se recupera para los burgaleses.

Lacalle recordaba los cambios que ha sufrido este parque, el más importante la remodelación que sufrió en 1998. Ahora se ha realizado un saneamiento importante, retirando unos 70 árboles que se encontraban en mal estado o envejecidos y se han plantado 310 árboles y unos 115 arbustos,  además de realizar mejoras en los caminos, senderos, clareados para dar mayor seguridad a los viandantes, y paneles explicativos de las especies existentes, lo que convierte a este parque en un referente botánico educativo.  

El acalde recordaba el gran consenso en un área que suele crear controversias, pero que ahora se asume con normalidad.

Carolina Blasco recordaba que la gran idea de esta remodelación que se realizó en 1998, ya que se crea un parque que recoge muchas de las especies arbóreas de la provincia de Burgos, tanto de los bosques mediterráneos, los atlánticos o de la vegetación de los recorridos fluviales de la provincia, lo que le dota de un importantísimo carácter pedagógico y social. Ahora, tras tener un bosque "maduro", se ha trabajado para mantenerlo y cuidarlo además de haber mejorado los accesos al río, que posibilitará un mayor disfrute de todo este espacio.

Blasco recordaba que esta zona representa las especies de la provincia de Burgos, pero su continuación natural, el Espolón, tiene arboles de toda España, y se continúa con La Isla, que recoge especies de árboles de carácter internacional, un atractivo para disfrutar de unos interesantes paseos esta primavera.

Y a futuro, Javier Lacalle  ha planteado el futuro del tramo que va desde el puente de la autovía hasta el final del paseo, para ejecutar las mejoras necesarias que conviertan este espacio en una zona de uso para todos los burgaleses, comenzando por la supresión del asfalto de la antigua carretera y dar un aspecto más acorde con un paseo muy transitado por los burgaleses.

El Plan Director trazado para este espacio, engloba también el río Arlanzón, una planificación de lo que queremos que sea este río, no sólo los espacios adyacentes, sino el propio cauce, las zonas más inundables para planificar y conservar el río a futuro, y "diseñar lo que queremos para el Arlanzón en los próximos 30 años".

La Quinta presenta tres zonas diferentes y diferenciadas, bosques atlánticos (zona este), zonas de vegetación mediterránea (zona oeste) y bosques de ribera (zona norte paralela al río Arlanzón), con sus correspondientes zonas de transición. En la zona este del parque hay una zona ajardinada que sirve de transición entre el medio urbano y el medio natural.

En su momento se concibió el parque con la idea de dejar que la vegetación se desarrollase de forma natural, para al cabo de un tiempo (más de 15 años, en este caso), realizar los clareos precisos y dejar un bosque maduro en cada uno de los rodales.

Dado que el paso del tiempo ha provocado también el progresivo deterioro y envejecimiento de las instalaciones, se considera que ha llegado el momento de actuar.

El fin principal de esta actuación ha sido dinamizar el uso del Parque de la Quinta, adecuar su estructura y funcionalidad al uso que se le venía dando, recuperar y potenciar la idea para la que fue concebido el parque en sus orígenes, sanear el arbolado decrépito, eliminar todas las zonas cerradas con excesiva vegetación y mejorar la visibilidad y seguridad de los peatones.

El presupuesto de la actuación ha sido de 311.864,20 euros.

 

Autor
Publicado en: Burgos
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 lunes, 25 de septiembre de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics