Ver noticia


 El club azulón no renuncia a nada en el plano deportivo y económico, después de haber luchado por una resolución histórica para el deporte.

Desde el CB Tizona recuerdan que la batalla contra ACB y lo que ha quedado demostrado como un sistema “fosilizado” la ha librado en solitario. 

El 12 de abril de 2017 será un día recordado por el deporte español y en especial por el mundo del baloncesto, por ser la fecha elegida por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) para hacer pública una resolución que condena un sistema “fosilizado” que se ha cobrado carreras deportivas, proyecciones de clubes y aficionados. En estas líneas, la CNMC argumenta su decisión de condenar a la ACB con una sanción de 400.000 euros y la aconseja que se abstenga de mantener el canon y el fondo de ascensos y descensos por ser inquisitivos, desproporcionados y los causantes de la distorsión de un deporte que tiene una enorme deuda con el Club Baloncesto Tizona.

Si los azulones hicieron historia consiguiendo tres ascensos a ACB, que por desgracia se vieron truncados, ahora lo han vuelto a hacer, tumbando un modelo que no era sino un yugo para el baloncesto. El canon y el fondo de ascensos y descensos deberán de desaparecer y dar paso a nuevos requisitos de accesos a la máxima categoría del baloncesto español, que aún están por definir.

El presidente del CB Tizona, Miguel Ángel Benavente, ha felicitado a sus compañeros de directiva, a los jugadores, a los técnicos y a los aficionados, por haber entendido y apoyado la difícil decisión de dejar de competir en LEB Oro, para pasar a hacerlo en los despachos. El objetivo pasó a ser defender los derechos deportivos de una ciudad marcada por la ilusión de competir en ACB y, a pesar de ser “la decisión más dolorosa de cuantas he tenido que tomar”, ha confesado Fernando Andrés, vicepresidente del CB Tizona, el tiempo ha demostrado que fue la acertada.

Llegados a este punto, el club se muestra en disposición de volver a reclamar su espacio deportivo y espera poder mantener una próxima reunión con los representantes de ACB, con quien siempre ha habido una comunicación fluida, ha indicado Benavente, al tiempo que ha asegurado que “no vamos a renunciar a nada”. “Estar en ACB es algo que deseamos y, a su vez, exigimos y si es mañana, mejor que pasado”, se ha apresurado a pedir el presidente azulón, consciente de que las reglas de juego han variado.

Por de pronto, este martes 18 de abril, la ACB celebrará una asamblea general extraordinaria para decidir cuál va a ser su postura en un escenario en el que ya no tiene la legitimidad de la CNMC. De hecho, Benavente no se ha privado de recordar lo que muchos sectores del baloncesto vienen pidiendo, “se tienen que replantear toda su estructura, tanto deportiva, como económica”. 

Finalmente, Benavente ha solicitado públicamente asistir –el CB Tizona- a las futuras negociaciones a tres bandas que deberán mantener el Consejo Superior de Deportes (CSD), la ACB y la Federación Española de Baloncesto (FEB).

Autor
Publicado en: Deportes
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 miércoles, 18 de octubre de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics