Ver noticia


 Cuando estos árboles lleguen a su madurez, en su subsuelo y sus tejidos habrán absorbido el equivalente a 340 toneladas de dióxido de carbono, las emisiones anuales de 110 coches circulando 20.000 kilómetros cada uno.

Más de sesenta Voluntarios Ambientales participaron con UBUVerde (Oficina Verde de la Universidad de Burgos) en la plantación de 340 fresnos en Melgar de Fernamental.

La Plantación de árboles autóctonos en la Vega del río Pisuerga de la localidad burgalesa organizada por la Universidad de Burgos ha sido todo un éxito. El director de la oficina de UBUVerde Luis Marcos ha señalado el notable interés ambiental, cultural y naturalista que vivieron un grupo de personas de la comunidad universitaria durante la plantación de árboles el pasado fin de semana.

Los voluntarios ambientales de UBUVerde, que se desplazaron en autobuses a Melgar junto con otros voluntarios y colaboradores del pueblo, estuvieron durante casi cuatro horas plantando 340 fresnos (de un porte considerable, alguno superaba los cinco metros de longitud), acondicionando los hoyos, preparando los alcorques, el primer riego, etc… para garantizar el máximo de supervivencia de los ejemplares plantados.

Durante la jornada realizaron una visita ambiental y cultural que incluyó un recorrido por el Canal de Castilla, el Acueducto de Abánades y la Iglesia Parroquial de la Asunción de Melgar de Fernamental como colofón a un día de fuerte compromiso lúdico y ambiental.

Según señala Luis Marcos, con esta actividad la Universidad de Burgos ha pretendido “sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de preservar y conservar adecuadamente los hábitats forestales”  y señalado “la significación y ecológica y ambiental de los árboles en el funcionamiento de los ecosistemas”.

Los asistentes recibieron una formación básica en repoblación forestal, restauración de espacios degradados y mantenimiento y cuidado de árboles, y participaron de forma activa en la plantación de los ejemplares de esta especie autóctona relacionada con los ecosistemas forestales de ribera.

A su juicio, los voluntarios de la plantación han contribuido “a crear un nuevo hábitat forestal en las orillas del río Pisuerga, que albergará nuevas poblaciones de plantas, aves, pequeños mamíferos e insectos…; además a evitar la erosión y desertificación de los suelos, de mejorar la calidad del suelo, fijar dióxido de carbono y frenar el Calentamiento Global y el Cambio Climático y de producir oxígeno y depurar la contaminación del aire”.

Cuando estos árboles lleguen a su madurez, UBUverde sostiene que en su subsuelo y sus tejidos habrán absorbido el equivalente a 340 toneladas de dióxido de carbono, las emisiones anuales de 110 coches circulando 20.000 kilómetros cada uno.     

En la realización de esta Actividad Ambiental participaron además otras organizaciones como Fundación Oxígeno, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Melgar de Fernamental y Ecologistas en Acción.

Autor
Publicado en: Provincia
| E-mail | Enlace |

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 lunes, 27 de marzo de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics