Entrevistas


 “El diálogo debe presidir siempre la actuación administrativa, es necesario y muy positivo”

Roberto Saiz es desde el pasado febrero el nuevo subdelegado del Gobierno en Burgos. Licenciado en Filosofía y Letras (Geografía e Historia) por la Universidad de Valladolid y en Derecho por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, desde 2012 y hasta la actualidad, ha sido jefe de la Unidad de Personal y Régimen Interno de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos.

Ha desempeñado puestos de trabajo en la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social de Álava, en el Gabinete técnico de la Comisión Nacional del Juego del Ministerio del Interior y en la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León de Burgos.
En la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos ha desarollado labores de técnico de apoyo en la Sección de Interior, jefe de la Unidad de Estudios y Coordinación y técnico superior de Apoyo al Delegado Territorial, entre otros. Llega a la Subdelegación con ilusión y abierto al diálogo.

Pregunta.- Hace algo más de un mes que llegó a la subdelegación del Gobierno. ¿Cómo ha sido el 'aterrizaje'?

Respuesta.- La verdad es que este mes se ha pasado muy rápido, ha sido un mes en el que he redescubierto que la administración general del Estado es una administración con solera pero modernizada, he descubierto un funcionamiento mejorado, pero sobre todo ha sido un mes de mucha ilusión y entrega. Este es un cargo de mucha responsabilidad y de una enorme carga de trabajo y muchas horas de dedicación, pero cuando uno dice que sí a un cargo como este con la ilusión y la esperanza de hacerlo bien, lo encara con mucha alegría.

P.- ¿Le ha brindado algún consejo su antecesor, José María Arribas?

R.- Sí, pero más que un consejo como tal, me ha recomendado ser prudente e intento serlo, pero llevo también a rajatabla otro consejo, que es el de escuchar siempre y no cansarme de ello porque en cualquier puesto de servicio público, pero especialmente en uno de responsabilidad o dirección, una de las cosas que no debe dejar de hacer nunca es escuchar. El diálogo debe presidir siempre la actuación administrativa, es necesario y muy positivo, siempre se aprende de la postura de los demás.

P.- Precisamente en su nombramiento señalaba la importancia de la colaboración y el diálogo. ¿Le ha dado tiempo a ponerlo en práctica en este mes y medio?

R.- Así es, a través de un mecanismo institucionalizado como son la visitas protocolarias, se han puesto de manifiesto intereses y objetivos comunes, aunque aún de un modo superficial, pero hemos alcanzado puntos de acuerdo para alcanzar metas.

P.- Metiéndonos de lleno en la provincia burgalesa, en noviembre de 2018 acaba la concesión de la AP-1 ¿En qué punto se encuentra el expediente?

R.- La concesión acaba el 30 de noviembre de 2018. No le digo nada nuevo pero esa fecha ha dejado de ser novedad con mucha rapidez, y es que hace unos meses no teníamos claro si las concesiones iban a ser prorrogadas. A partir de ahí, tenemos el primer dato básico y el segundo, sobre cómo se va a gestionar a partir de ese momento, puedo decirle que será mediante un acuerdo con el resto de fuerzas políticas, tal y como lo avanzó el ministro, la gestión de las grandes infraestructuras exigen un acuerdo entre todos los grupos.

P.- Pero hasta esa fecha y en los últimos veinte años la vía sigue sumando accidentes, heridos y muertos ¿Hay alguna solución previa a esta fecha?

R.- El ministerio está estudiando y planificando cómo revertir esa vía a la administración general del Estado, por eso no puedo adelantar ninguna medida que vaya a tomarse.

P.- 2017 es un año de citas importantes. ¿Está entre ellas la llegada del AVE a la provincia burgalesa?

R.- No voy a dar fecha porque todas las vías públicas lo primero que tienen que tener para culminarse es voluntad política de hacerlo y el mensaje que debo transmitir a los burgaleses es que hay voluntad política de que el AVE llegue a Burgos, que está muy próximo y que hay dotación presupuestaria para que su llegada a Burgos pueda terminarse en este 2017, pero dar una fecha sería un tanto aventurado.

P.- Este mismo año también está prevista la finalización de la presa de Castrovido.

R.- La presa es una obra casi legendaria, ha tenido una serie de vicisitudes y estuvo a punto de no desarrollarse. En la legislatura pasada, inmersos en una crisis brutal y de la que poco a poco y con duros ajustes tanto en el sector público como en el privado estamos saliendo, el Gobierno de España invirtió 118 millones de euros  en esa obra. En el año 2017 hay una consignación presupuestaria de 26 millones de euros para finalizarla y actualmente la obra se encuentra al 94% por lo que existe posibilidades  reales de que en 2017 se culmine. El Gobierno ha tenido la voluntad política de dar continuidad a esa obra, otra cosa es su operatividad exacta, que nadie piense que una obra se termina y recepciona al día siguiente está operativa porque no es así.

P.- En cuanto a las vías de la ciudad, hay varias con tramos pendientes. ¿En qué punto se encuentran la A-73, la A-11 y la A-12?

R.- En las A-73, hay seis tramos en la provincia de Burgos y uno más que comunica con Aguilar de Campoo. De los seis de la provincia, los dos primeros están terminados, los tres siguientes están en diversas fases de estudio y los dos últimos, desde Pedrosa de Valdelucio a Báscones de Valdivia y de Báscones de Valdivia a Aguilar de Campoo, el ministro expresó su voluntad de recuperar las obras durante el primer semestre del año. Estos proyectos requieren una consignación presupuestaria, financiación de una Ley de Presupuestos que no se ha aprobado. En cuanto a la A-11, el tramo de Aranda de Duero hasta la variante de Aranda, la situación administrativa es aún más compleja porque ahí se empezó a ejecutar hasta llegar al 4% y hubo que rescindir el contrato, llegar a un acuerdo con la empresa y ahora, para retomar la obra, hay que retomar el proyecto de construcción, ver si es válido o hay que modificarlo y tener la dotación presupuestaria, pendiente de la Ley de Presupuestos.

P.- ¿Y sobre la A-12?

R.- Sobre la A-12, el primer tramo que va desde Villamayor del Ría hasta Villafranca Montesdeoca está listo para licitar pendiente de la Ley de Presupuestos; el segundo tramo, de Villafranca Montesdeoca a Ibeas de Juarros, estamos en  fase de información pública a efectos expropiatorios y el tercero, de Ibeas a Burgos, la obra está licitada y adjudicada por 44 millones de euros.

P.- La continuidad de gran parte de estas obras está pendiente de unamLey de Presupuestos supeditada al acuerdo político.

R.- Para España es bueno que haya una Ley de Presupuestos, por supuesto con el mayor grado de consenso posible, que nos permita consolidar la senda de la recuperación, que tanto nos ha costado con el esfuerzo de los ciudadanos y las ciudadanas. Esta ley es fundamental, entre otras cosas, para que exista una oferta de empleo público.

P.- Precisamente en este sentido, usted llega de un puesto de funcionario público, un colectivo que viene demandando un incremento de plantilla desde hace años. Especialmente los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. ¿Qué previsión de convocatoria de plazas hay?

R.- El Gobierno ha sido muy claro. Este año, la Ley de Presupuestos introducirá los preceptos necesarios para que la oferta de empleo en sectores sensibles sea del 100% de efectivos, estamos hablando de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, sanitarios, profesorado, etc. Todos ellos no están al 100%, pero tienen un enorme espíritu de servicio y nunca han menoscabado su acción de servicio y están desarrollando una labor magnífica. Es necesario cubrir esos servicios y es voluntad del Gobierno hacerlo, pero para ello necesitamos la Ley de Presupuestos.

P.- Cambiando radicalmente de tema, ha manifestado que entre sus principales preocupaciones está la violencia de género.

R.- Así es, me preocupa mucho, es un problema muy serio y le preocupa también al Gobierno de España y a todas las administraciones. La solución a la violencia de género o al menos la aminoración pasa por dos vertientes. La primera una vertiente institucional, que cada administración pública en su ámbito de competencia la ejerza en coordinación  con las demás, implementando medidas para evitar la violencia y proteger a la víctima y a sus hijos- donde es fundamental el trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado-, asistiendo y protegiendo a la víctima y poniendo al maltratador en manos de la Justicia. La segunda tiene que ver con una mentalización e interiorización de la igualdad, con la eliminación de estereotipos de género, de micromachismos y de actitudes aparentemente inocuas que sitúan a la mujer en situación de inferioridad y con la lucha y la tolerancia cero contra la violencia de género. Es un trabajo de toda la sociedad.

P.- Fundamental es sin duda un pacto de Estado contra la violencia de género, que no acaba de llegar.

R.- Lo es, sin lugar a dudas. No se puede hacer una política partidista en materia de violencia de género, es un problema de Estado y tengo fundadas esperanzas en que ese pacto va a ser una realidad, estoy seguro. Todos los grupos políticos debemos remar en la misma dirección.

P.- ¿Qué retos se marca en esta etapa?

R.- No me he planteado metas respecto de una infraestructura o de un servicio, sino que me he planteado hacer lo mejor posible y con la máxima ilusión y empeño las tareas propias de mi cargo para que mi vocación de servicio público se vea realizada.

Comentarios

No hay comentarios. Se el primero en poner uno.

Publicar comentario

Solo los usuarios registrados pueden enviar comentarios.

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 miércoles, 18 de octubre de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics