Entrevistas


 A Julián Medina Moreno la vida le cambió la mañana del 16 de noviembre.  Sobre las nueve de la mañana, unos waspas enviados por compañeros de trabajo, mostraban unas imágenes inquietantes que poco a poco se convirtieron en desoladoras. La fabrica en la que llevaba trabajando 18 años, ardía completamente y con ella, ilusiones, sueños y esperanzas de él y su familia, y de los casi 1.000 empleados de la fábrica de La Bureba, el buque insignia del grupo, que ardía pasto de las llamas sin poder hacer nada por evitarlo. Su vida daba un giro de 360º.  

Julián es, porque seguirá en ello dentro de poco menos de dos años, maquinista de loncheados en esta factoría. El domingo 16 de noviembre, se acercaba sobre las once de la mañana a la empresa para comprobar “in situ” si lo que había recibido en su móvil, realmente era verdad. Y sí, por desgracia lo era.  “No me lo creía y me acerqué a verlo. Sentí impotencia viendo que la fábrica de tu vida se quemaba y nadie podía hacer nada para evitarlo”.

Todos los que allí estaban sentían lo mismo que Julián, manifestaban su rabia con llanto, con la preocupación y las dudas sobre el futuro porque no sabes lo que va a pasar a partir de ahora.

Las informaciones las recibieron después, mensajes de los sindicatos y de sus asambleas, y “a partir de entonces, información por parte del comité de empresa y sus representantes en todo momento, sus reuniones, lo tratado, dónde teníamos que reunirnos, a dónde ir o los apoyos que vamos teniendo”.

En cuanto a la empresa, su presidente Pedro Ballvé, dejó claro desde el primer momento, desde ese 16 de noviembre, que la nueva factoría se abriría en Burgos y lo antes posible, y Julián tiene esperanza de que así sea, pero “quiero ver poner la primera piedra. A partir de entonces, estaré seguro de que se construirá en Burgos, ahora sólo estoy seguro al 90%. Pero ante todo lo quiero ver firmado, que quede constancia escrita de que lo que nos han comunicado será una realidad en 2016 y el 10% de mi duda desaparecerá”.

A pesar de todas las facilidades y todas las ayudas prometidas, fue el pasado jueves cuando la confianza de Julián y del resto de trabajadores se afianza, comienzan a comprometerse las Administraciones,  todas las Administraciones. “Son empresas  muy grandes, con varios propietarios, y el peso de Pedro Ballvé no es el que fue hace años, han entrado accionistas mejicanos y chinos, y la duda surge cuando piensas que ya no tienen la vinculación con Burgos que tiene la familia Ballvé y que pueden primar otros intereses empresariales”. Pero el compromiso que la empresa adquirió con Burgos parece que se mantiene, y que a pesar de los cambios en la estructura del grupo, Burgos sigue siendo el centro referente de esta empresa, por lo que “espero respeten el compromiso, sobre todo, por mantener la palabra dada tanto por Pedro Ballvé como por los directores de Campofrío a nivel mundial  y a nivel nacional. Está en juego el prestigio, la palabra, todo”.

En cuanto al apoyo de la ciudad y de las Administraciones, “siempre te parece poco y quieres más, pero la ciudad está apoyando al igual que todas las Administraciones, y aunque se va poco a poco,  todas han manifestado su apoyo”.

Aún no se sabe cuándo ni dónde se ubicará la nueva empresa, Julián muestra sus dudas, porque “si se construye en el mismo emplazamiento, los plazos serán más largos, al tener que, primero apagar completamente el fuego, informes de Policía Judicial, peritos de seguros, desescombros, los plazos para comenzar se podrían alargar unos meses, mientras que si eligen una nueva ubicación, en Villalonquejar por ejemplo, donde ya está instalada la nueva factoría de Carnes Selectas, podrían empezar prácticamente de inmediato, pero aún no sabemos nada”.

Pero antes de que la nueva factoría sea una realidad hay que pasar estos dos años, y los traslados ha sido una de las posibilidades barajadas, “¿quién?, esa es la cuestión, falta información, se han reubicado personal de administración y Recursos Humanos en Carnes Selectas, 118 trabajadores, pero hay que saber los criterios a seguir para reubicar al resto, sabemos los posibles destinos, pero no sabemos quién”.

Julián comenta emocionado que “tienen que hacer la mejor fábrica del mundo, porque Campofrío es de lo mejor, y tienen que hacer lo mejor”. 

Comentarios

No hay comentarios. Se el primero en poner uno.

Publicar comentario

Solo los usuarios registrados pueden enviar comentarios.

Portada    Burgos    Deportes    Fotos    Pueblos    de Tapas    Entrevistas    Videos    Hemeroteca    Contactar
Copyright 2009 lunes, 21 de agosto de 2017    Declaración de Privacidad  Términos de Uso
 
Web Analytics